Adorar a Audrey Hepburn no es algo difícil. Su elegancia, encanto y calidez la convirtió en una figura inolvidable del cine y un icono de la moda de la mano de su amigo, diseñador y confidente Hubert de Givenchy. Una persona entrañable que dedicó gran parte de su vida a tareas humanitarias en gran medida influida por las penurias de su infancia. De ascendencia inglesa y holandesa, nació en Bruselas y sufrió los estragos y la desnutrición de la Segunda Guerra Mundial. Durante la guerra, formó parte de la resistencia holandesa para la cual recaudaba dinero bailando.

Muchas de sus películas se han convertido en verdaderos clásico y referencias del cine de la época dorada de Hollywood, contando con compañeros de reparto como Gary Cooper, Humphrey Bogart, Cary Grant o William Holden.

Hoy quiero hablaros de mis tres películas favoritas:

Vacaciones en Roma

Fue la película que la llevo a la fama, aunque al principio su papel lo fuera a encarnar la gran Katherine Hepburn, pero su dulzura, encanto y talento le valieron el papel.
Vacaciones en Roma es una comedia romántica clásica del gran William Wyler, una de esas películas que te enamoran y te rompe el corazón y la fuente de mi amor tanto por Audrey Hepburn como por el maravilloso Gregory Peck.
La película, que apenas abarca dos días, narra la aventura de Ana, una joven princesa que, tratando de huir del protocolo y las obligaciones, escapa de palacio para ver la ciudad de Roma. Así conoce a Joe, un periodista americano que busca una exclusiva y finge desconocer la identidad de la princesa.

MAS INFORMACIÓN

Sabrina

El nombre de Billy Wilder es un a garantía de calidad, esta comedia romántica no sólo contaba con un elenco incomparable, esta repleta de momentos divertidos, emotivos y románticos.
Una película inolvidable, y en mi opinión, muchísimo mejor que su remake, en gran medida porque el canto y la candidez de Hepburn es inimitable.
Conoce en ella la historia de Sabrina, hija del chofer de los poderosos Larrabee. Sabrina, enamorada del hijo menor de la familia, será enviada por su padre a París, de donde vuelve convertida en una mujer elegante y seductora que trastornará por completo la vida de los hermanos Larrabee.

MÁS INFORMACIÓN

Desayunos con diamantes

Su película más conocida, y quizá la que la convirtió en un icono eterno, siendo algunos de los estilismos y las fotografías de esta película, imágenes imborrables de la cultura actual.
Es una adaptación, bastante libre, de la novela de Truman Capote. Una comedia romántica con un trasfondo algo oscuro y con momentos maravillosos.
En ella, Holly Golightly es una bella joven neoyorquina con un comportamiento extravagante y que, aparentemente, lleva una vida fácil y alegre. ¿Qué sucederá cuando se mude a su edificio un encantador escritor?
Aunque sólo sea por ver a Audrey Hepburn cantando Moon River, esta película merece la pena.

MÁS INFORMACIÓN

Estas son solo mis tres películas favoritas, pero no debéis perderos otras como Charada, My Fair Lady o Cómo robar un millón. Estos clásicos, y las comedias románticas de la época durada de Hollywood en general, tienen una magia especial, repletas de trasfondo y emoción hasta el punto de que es imposible que no te lleguen. Si no las habéis visto, por favor, vedlas, porque son, sin duda, grandes obras de arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s